Proyectores

English - Español



Lo que hay que saber sobre pantallas de proyección

Con el uso de pantallas de proyección Ud. podrá contar con imágenes para ofrecer en pantalla grande. Es una excelente idea para encuentros de negocios, presentaciones en clases y cualquier otra situación en la que Ud. quiera compartir materiales con el público. Aún si Ud. decide repartir materiales entre las personas para que lo lean, es bueno contar con una presentación visual en frente del grupo para explicar mejor.

Cuando Ud. tenga que optar por una pantalla de proyección, necesitará decidir antes cuál es su propósito fundamental respecto de ella. Esto lo ayudará a determinar si Ud. debe invertir en una pantalla de proyección fija o portátil. Los modelos fijos se colocan en un lugar y, por ende, Ud. deberá ofrecer su presentación en dicho espacio. Con los modelos portátiles Ud. podrá llevarlos en viajes de negocios o a distintas salas de conferencias para presentar su información.

Existen muchas diferentes marcas de pantallas de proyección en el mercado y Ud. necesita conocerlas para saber qué le ofrece cada una. La calidad de la pantalla de proyección va a influir significativamente en cómo llegarán las imágenes al público. Ud. seguramente ha invertido mucho tiempo y esfuerzo en sus presentaciones, de modo que estas merecen ser vistas como una pieza profesional de trabajo que muestre sus habilidades y talentos.

A algunos empresarios y docentes no les gusta la idea de tener una pantalla de proyección en forma permanente. Esto generalmente sucede cuando el espacio es limitado y la pantalla no se usa con frecuencia. De todos modos, consideran que es una herramienta muy útil con la que contar de vez en cuando. Una buena solución para remediar esta situación es instalar una pantalla de proyección motorizada. Este tipo de pantallas de proyección caen desde el cielorraso o suben desde el piso con sólo accionar una perilla. Estas pantallas son un poco caras de instalar pero son muy prácticas para su uso.

Una opción menos cara es instalar una pantalla de proyección manual que Ud. puede colocar a mano. Asegúrese de que sean de buena calidad de modo de que no se arruinen con el uso. Lo mejor es considerar las diferentes opciones existentes en materia de pantallas de proyección al momento de elegir la pantalla adecuada. También hay que considerar el tamaño de la habitación para decidir el tamaño de la pantalla. Esta debe colocarse en el centro del lugar, ya que es el punto focal desde distintas partes.

Teniendo en cuenta que invertir en pantallas de proyección no es siempre barato, Ud. querrá estar seguro de haber elegido la mejor opción para sus necesidades. Para ello una buena idea es llamar a distintos representantes de tiendas que abastecen oficinas, para obtener así diferentes opiniones sobre el espacio disponible y las pantallas recomendadas. De esta manera Ud. podrá obtener en forma gratuita el asesoramiento de personal especializado y así podrá decidir cuál es la mejor opción en materia de pantallas. También es preciso que Ud. compare precios, pidiendo presupuestos a diferentes minoristas dedicados a la venta de pantallas de proyección.